Menu QR

Las cartas digitales son una oportunidad para los restaurantes en tiempo de pandemia, pero ¿merece la pena dar el salto?

Llevamos hablando décadas de la cacareada transformación digital, pero en sectores como el de los restaurantes ha hecho falta una pandemia para que las empresas empiecen a tomársela serio. Las cartas digitales llevan existiendo mucho tiempo, pero eran difíciles de ver en los restaurantes pues, al fin y al cabo, era una tecnología que no aportaba ventajas verdaderamente significativas. “Hasta ahora no se usaba mucho, no se demandaba”, asegura Luis Salinas, propietario de la consultoría de Salinas Restauración. “Se hicieron varios intentos, incluso en algún estrella Michelin, y se desestimaron. Alguno lo dejó como algo más residual para la carta de vinos y ninguno de nuestros clientes actuales ni ninguna cadena nos la ha demandado”. Pero, de golpe y plumazo, las cartas digitales se han convertido casi en una necesidad: los menús físicos deberán evitarse en la medida de lo posible, pues, al pasar de mano en mano, son una importante fuente de transmisión del virus. Así lo indican explícitamente todas las guías sanitarias publicadas...