5 consejos para crear un buen logotipo

5 consejos para crear un buen logotipo

El logotipo es uno de los primeros elementos visuales con los cuales una persona 
está en contacto con determinada marca y por la cual puede ser recordada, 
reconocida o diferenciada de otras marcas del mercado.  
 
Si nos preguntamos cuáles son las principales características que debería tener 
este elemento, seguramente vienen a nuestra mente los logos más famosos del 
mundo. McDonalds, Coca-Cola, Nike, Adidas, Apple, Pringles, Facebook, 
Instagram, todas las grandes marcas son reconocidas con un símbolo visual o bien, 
con su propio nombre (en el caso de Coca-Cola) pero con una tipografía diferencial. 
 
 
Es claro que las anteriores marcas son multinacionales mundiales que han creado y 
 
transformado a través de su historia los elementos visuales con los cuáles una 
persona del común es capaz de reconocer. Sin embargo, eso no quiere decir que un 
logo funcione exclusivamente con ellos, cada negocio o emprendimiento por grande 
o pequeño que sea, debe considerar tener un logo.  

Definición de logo

Según Wikipedia, un logotipo  o lo logo como se le conoce igualmente- es un signo 
gráfico que identifica a una empresa, negocio digital, proyecto, producto comercial o 
cualquier entidad pública o privada.  
 
La anterior definición señala lo que es un logo. Sin embargo, podríamos añadir que 
se trata de un símbolo realizado con letras e imágenes que muestra lo que 
determinada compañía hace y los valores de marca que representa, ¿Entiendes la 
importancia de tener un buen logo?  
 
Sin embargo, la creación de un logo no es una tarea sencilla. Se deben tener en 
cuenta ciertos criterios que determinarán si un logotipo es de buena calidad o si por 
el contrario, no cumple su función. Algunos de estos criterios son:  
 
Simple 
Memorable 
Apropiado 
Atemporal 
Escalable 
 
Para la creación del logotipo de tu empresa, emprendimiento o negocio, tienes dos 
opciones que puedes elegir según el contexto en el que te encuentres. 
 
La primera de ellas es contratar una agencia de diseño especializada o un 
diseñador independiente que elabore tu logo. Evidentemente esta es una gran 
 
opción, ya que la labor principal de estos actores es la elaboración profesional de 
piezas gráficas que tengan un impacto en determinado nicho de mercado, en este 
caso, un logo que “impacte” en la sociedad. 
 
Sin embargo, esta opción requiere de una inversión económica que no todos 
pueden permitirse si están en etapas tempranas de su proyecto.    
 
Es ahí donde la segunda opción toma relevancia. Crear un logo de manera 
autónoma e independiente es una buena forma de empezar a darle vida a la 
identidad visual de una marca.  
 
Afortunadamente en internet hay miles de recursos gratuitos que se pueden 
aprovechar. Uno de ellos lo ofrece la plataforma Zyro con su creador de logos. En 
esta herramienta se pueden diseñar logos de manera libre e ilimitada en unos 
cuantos pasos.  
Hay que resaltar que al elegir esta opción se tiene que poner en práctica toda la 
creatividad posible, junto a la paciencia y dedicación.  
 
En Digitweb queremos brindarte 5 consejos que debes tener en cuenta a la hora de 
crear tu logo y no fallar en el intento. 

1.Revisa los logos de tu competencia

Seguramente ya conoces los logos de tu competencia directa y no quieres imitarlos 
de ninguna manera, ¿verdad? Esta es una buena práctica para comenzar con la 
creación de un logo.  
 
No solo porque vas a saber qué elementos visuales debes utilizar para tu nicho de 
mercado, sino que sabrás qué detalles debes evitar para no parecerte o copiar el 
logotipo de tus competidores. Puedes utilizar esto para crear un logo que destaque 
por sobre los demás. 
 
También te puede servir como fuente de inspiración si estás en un lapsus de 
creatividad o simplemente si la creatividad no es lo tuyo.  

2.Elige sabiamente los colores

¿Color o no color? ¿Uno o varios colores? Elegir los colores de un logo es uno de 
los pasos más importantes de este proceso.  
 
Los colores evocan diferentes emociones y tienen diferentes significados. Cabe 
resaltar que la interpretación que se le da al color también depende de aspectos 
culturales, de edad y de género, entre otros.  
 
A continuación algunos ejemplos:  
 
Color rojo: deseo y lujuria 
Color amarillo: vibras positivas 
Color verde: naturaleza, sensaciones orgánicas  
Color azul: confiabilidad y certeza  
 
Si quieres saber más sobre cómo funciona la teoría del color, te recomendamos el siguiente artículo.  

3.Hazlo simple

Seamos honestos, ¿crees que los logos de las marcas más importantes del mundo 
son difíciles de observar o recordar? No, ¿cierto? Y es porque los diseñadores 
entienden que un gran logo debe ser lo más simple posible.  
Acá podemos observar dos ejemplos de esto. Los logos de Apple (una manzana 
mordida) y el de Nike (“swoosh” -si el pequeño símbolo de la marca- representa una 
de las alas de la diosa alada de la victoria o como la llamamos “Nike”) son simples y 
no han sufrido de grandes cambios a través de los años.  
 
Aunque el proceso de diseño de un logo requiere del máximo compromiso, 
dedicación, estudio, comparación, comentarios, el resultado final debe resumir de la 
manera más minimalista posible todo lo anterior.  
 
Uno o dos colores, una tipografía sencilla de leer y un elemento central son los 
mejores elementos con los que podrías contar en tu logo. Si añades más, debes 
considerar que tan sencillo y recordable es, desde los zapatos de tus posibles clientes.  

4.Cuida la simetría

La simetría es la correspondencia exacta que se verifica en la forma, el tamaño y la 
posición de las partes de un objeto considerado como un todo, en este caso, un 
logotipo. 
Lo anterior hace referencia que debemos tener en cuenta que nuestro logo se vea 
de igual manera en cuanto a tamaño, posición y forma si lo dividimos en dos o en 
varias partes, aquí un ejemplo de esto.  
Eso no quiere decir que un logo no puede ser un poco asimétrico. No obstante, 
debe conservar un balance y un equilibrio que sea agradable a la vista de las 
personas.  

5.Ten más de una opción

Hemos mencionado un par de veces que el proceso de crear un logo no es sencillo. 
Ahora, crear más de un logo, ¿debería ser una obligación? No, pero siempre es 
bueno tener una segunda opción. 
Después de haber creado tu primer logo debes estar seguro que es agradable, 
simple, memorable, escalable, apropiado y atemporal. Tal vez lo sea ante tus ojos, 
pero si preguntas a tus cercanos o a posibles clientes y si la mayoría de respuestas 
son negativas o no son lo que esperabas, puedes preguntar por el segundo boceto 
que realizaste y este puede salvarte la vida.  
De igual manera, es posible realizar un test A/B y preguntar cuál de los dos bocetos 
es mejor y el por que y al final tener un consenso de cuál opción es mejor y utilizar 
aquellos detalles favorables del logo menos valorado.  
 
Esperamos que estos consejos sean de gran ayuda para ti en este proceso.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *